Once piruetas, once rublos



¿Qué sucedería si un desertor ruso aterrizara de emergencia en territorio soviético?

Basada en una periodo nada álgido de la guerra fría, Noches de Sol (White Nights) narra la odisea de un famoso bailarín de ballet ruso, por huir nuevamente de territorio soviético. Para ello sólo podrá contar con la ayuda de un exiliado norteamericano.

Por supuesto, estos contemporáneos días, no se comprenda el significado que ello pudiera representar si tenemos en cuenta que la Rusia comunista ya no existe y quizá el término “Guerra Fría” sólo sea histórico evento.

Las actuaciones de Baryshnikov y Hines son sensacionales. Disfrutar de las secuencias de baile, es lo mejor de la película; jamás desentona con el argumento de un film que se supone de suspenso político.

La canción “Say You Say Me" de Lionel Richie contribuye con el toque de encanto. La película debe en gran parte a la acogida de esta canción (la otra es "Separate Lives" de Phil Collins).

Ahora cada vez que suspires cuando escuches “Say You Say Me", ansía la suerte de disfrutar de este maravilloso film.